noticias-antioquia 23 septiembre, 2020



Los docentes de la Universidad Central, que trabajan bajo contrato, esperan conocer si serán convocados en el nuevo período académico, que arrancará en diciembre del 2020 en la institución de educación superior pública de Quito.

Sus contratos, señaló Paúl Velásquez, representante de la Coordinadora de Docentes a Contrato de la UCE, terminarán el 30 de septiembre del 2020. El representante de los maestros universitarios señaló que consultaron con las autoridades, quienes les indicaron que a la universidad le faltan alrededor de USD 17 millones, debido a los últimos recortes, por lo que “no pueden darnos estabilidad laboral”.

Dentro de la universidad –dijo Velásquez– hay carreras con gran cantidad de docentes a contrato, debido a que al menos en los últimos cinco años no se han dado concursos de méritos y oposición por falta de presupuesto.

En la Facultad de Artes, por ejemplo, Velásquez asegura que un 50% de la planta docente trabaja bajo contrato. Asimismo –dice– en la modalidad semipresencial de la facultad de Filosofía, 28 de 29 profesores son contratados.

“En medicina los docentes a contrato son doctores que trabajan en los hospitales en donde hacen prácticas los estudiantes de los últimos años”.

En el actual período, que finalizará el 30 de septiembre del 2020, la Central mantiene 641 contratos de profesores en las distintas carreras de toda la universidad, señaló su vicerrectora académica, María Augusta Espín.

Hasta el final del periodo –explicó– los profesores contratados trabajarán en la UCE. El nuevo período académico empezará el 30 de noviembre, por lo que a partir del 1 de diciembre “se tendrán que renovar los contratos de los profesores que se requieran para ese período”.

La Vicerrectora explicó que se trata de contratos provisionales, que tienen una vigencia determinada y que se pueden o no renovar. “No se les está contratando octubre y noviembre porque no hay presupuesto”.

Antes de la pandemia, los contratos de profesores de la universidad se daban casi por todo el año fiscal, de enero a diciembre, explicó Espín. Esto, debido a que los profesores en general no solo dan clases. “Tenemos profesores contratados que tienen que preparar material académico, sílabos, que deben ser revisados por las direcciones de carrera, que nos apoyan en proyectos de investigación y titulación”

Además –dijo– en algunos casos, por déficit de profesores titulares, ayudan también con lecturas de proyectos de titulación. Además se capacitan en la universidad. “Si existiera presupuesto se podría garantizar que los profesores estén todo el tiempo con nosotros y estén haciendo todas estas actividades”.

Los contratos a los docentes en el período académico 2020-2021 dependerán de las necesidades de las carreras, en función del número de estudiantes que existan y los paralelos que se creen, señaló la Vicerrectora de la UCE.