noticias-antioquia 7 agosto, 2020



Un grupo de padres de familia del colegio Hermano Miguel La Salle protestó desde las 07:00 de este viernes 7 de agosto del 2020, en las afueras de ese establecimiento, ubicado en la calle Vargas frente al parque de La Basílica del Centro Histórico de Quito.

Johanna Villalba, presidenta del Comité Central de padres de familia, manifestó que se oponen a la compra innecesaria de libros, a la obligatoriedad del pago por el seguro de accidentes y a la firma obligatoria del pagaré para matrículas. Los representantes solicitaron facilidades de pago para las pensiones atrasadas y cumplimiento al acuerdo ministerial Mineduc-2020-00038-A sobre las matrículas y pensiones.

Los manifestantes portaban carteles con mensajes: “Fin al lucro de la educación”, “La educación es un derecho”, “No pago de seguro estudiantil”. También tocaban tambores y pitos de forma permanente. Los conductores que circulaban por la calle Vargas hacían sonar las bocinas de sus vehículos.

Durante la manifestación, los padres de familia solicitaron a las autoridades del colegio facilidades de pago para las pensiones atrasadas. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Jorge Flores tiene a su hijo en tercero de bachillerato. Solicitó a las autoridades del plantel que entiendan la realidad económica de las familias. “No tenemos dinero, nos bajaron el sueldo”.

Reynaldo Puruncajas contó que a varios padres de familia les han reducido los salarios e incrementaron las horas de trabajo, por lo que es necesario que bajen los costos de las mensualidades. “La educación es buena en este colegio, pero necesitamos solidaridad”.

En su artículo 3, la Ley de Apoyo Humanitario establece que los planteles deben otorgar rebajas de hasta el 25% a los representantes de alumnos que justifiquen una reducción de sus ingresos.

A través del Acuerdo Ministerial 00038-A, se reguló la implementación de la educación abierta, que incluye las modalidades virtual y en línea. En el documento consta que en esos casos deberán pagar el 65% de la última pensión autorizada.

Eso -ha aclarado el Ministerio- no implica que todos los planteles privados deban cobrar ese valor. Únicamente aquellos que soliciten ampliar su oferta presencial, para brindar educación abierta, incluso tras superar la pandemia. Esta normativa, emitida a fines de julio, no regula la modalidad ni el valor de las pensiones, que debieran implementarse mientras no sea posible acudir a clases presenciales.

Este Diario trató de dialogar con las autoridades del Colegio Hermano Miguel La Salle. Sin embargo, el guardia del establecimiento indicó que nadie se encontraba allí. A través de la cuenta institucional de Facebook se solicitó una entrevista, pero no se ha contestado el pedido hasta el momento.

Los padres de familia argumentaron que han sufrido afectaciones en sus ingresos debido a la crisis sanitaria. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.