noticias-antioquia 30 junio, 2020



Uno de los inconvenientes que tiene la tecnología 5G es que obliga a los teléfonos móviles a consumir más energía. Según los expertos, las baterías de los ‘smartphones’ actuales no serán suficientes para que estos funcionen el tiempo que ahora lo hacen.

Joffre Coloma, tecnólogo en Telecomunicaciones, explica que las impresionantes velocidades de conexión que se consiguen con la nueva tecnología requieren más energía. El especialista dice que pudo constatar durante un curso en Shanghái, al que fue invitado el año pasado, que los desarrolladores de conectividad 5G en China dan por hecho que los teléfonos inteligentes que hoy funcionan con 4G consumirán al menos un 20% más de batería cuando migren de banda.

Añade que otros calculan que el consumo de energía podría llegar a ser el doble del actual. Él precisa que la duración promedio de la batería de un móvil estándar en el momento es de 18 horas en modo espera y de seis a ocho horas con la pantalla activada.

Al aumentar la velocidad de procesamiento, debido a la conectividad 5G, otros componentes como el chip y la batería deben seguir el ritmo, o se verá disminuido el tiempo de uso del aparato. Por ejemplo, para que el teléfono Redmi K30 Pro, diseñado en China, operara con 5G, los ingenieros tuvieron que adaptar todo el diseño del móvil -desde la placa base hasta el sensor de huellas- con el fin de dejar espacio suficiente para una batería de
4 700 miliamperios-hora.

El ingeniero electrónico John Tello señala que los fabricantes de ‘smartphones’ están desarrollando baterías mucho más potentes, sea agrandándolas o mejorando su tecnología, mientras la conectividad 5G gana terreno.

Tello detalla que las diferentes empresas de teléfonos móviles tienen claro que para mejorar sus aparatos tendrán que ganar espacio, porque la batería -en corto plazo- será más grande para ser más potente. Esto supone sacrificar algunos componentes, pero no es nada nuevo.

En los últimos años se eliminaron los conectores tradicionales para audífonos o parlantes en los teléfonos más modernos haciéndolos inalámbricos, en pos de una estructura más fina y poder dar más espacio a la batería.

El incremento del consumo de energía con el estándar 5G se dará también porque los chips de los teléfonos necesitan energía extra para que las antenas encuentren la banda.

Un británico va a prisión por quemar antena de 5G culpándola del coronavirus
Retienen a ocho trabajadores en Perú por creer que antenas 5G transmiten covid-19