noticias-antioquia 22 mayo, 2020



Un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional representarán a toda Sudamérica en el concurso internacional Go Green 2020, el cual premia a las mejores iniciativas de todo el mundo en materia de sostenibilidad energética.

Se trata de Angie Marcela Redondo y Jorge Luis Polo, estudiantes de décimo semestre de Ingeniería de Minas y Metalurgia de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín, quienes desarrollaron Groon Sustainable Fishmonger, un novedoso proyecto que permite la producción de biogás a partir de residuos orgánicos de la actividad pesquera.

De esta forma, se busca optimizar la pesca en el municipio de Bojayá, Chocó, caracterizada por esta actividad económica, que además tiene graves problemas de acceso a energía eléctrica.

Así lo explicaron los estudiantes: “Elegimos a Bojayá por su insuficiencia de energía eléctrica, pues solo tiene un 44 por ciento de cobertura y un 33 por ciento de continuidad del servicio, a veces solo tres horas al día. Precisamente por esta situación se pierde el 22 por ciento de su producción pesquera, porque no pueden refrigerarla ni venderla en otros municipios”.

Lea también: Condiciones extremas que enfrentan 346 niños para ver clases en línea

El proyecto, que permite generar energía limpia y a muy bajo costo, surgió en medio de una conversación mientras almorzaban pescado en una zona del Pacífico colombiano.

La idea servirá para suplir la baja coberutura de energía eléctrica en la región: “La primera tarea es articular a la Asociación de Pescadores Artesanales de Bojayá con un sistema de pescadería, nosotros les compramos toda la producción diaria; al pescado se le retiran las vísceras, las escamas y los demás residuos orgánicos, y se procesan en un biodigestor”, señalaron los estudiantes.

La iniciativa consiste en un sistema híbrido que utiliza energía solar recolectada por medio de paneles, así como el biogás producido por un biodigestor, la cual se transforma posteriormente en energía eléctrica.

Con esto se obtiene suficiente energía para garantizar el funcionamiento de tres refrigeradores y así garantizar que se conserve la cadena de frío, y conservar mejor el pescado en la región, que a menudo se echa a perder por falta de este recurso.

Lea también: ¿Cómo está Colombia en cuanto a violencia infantil?

De esta forma, la energía generada servirá para mejorar la calidad de vida y la actividad económica de las personas de Bojayá.

El proyecto consta de 11 paneles que funcionarán durante nueve horas al día. En las noches, ante la falta de sol, se usará la energía del biogás.

Se prevé que el ahorro del costo de energía será del 28 por ciento, pero también permitirá que la producción de pescado aumente alrededor del 30 por ciento. Además, se evidenciará un beneficio ecológico con la descontaminación de río Atrato, que normalmente recibe todos los deshechos de esta actividad.

El proyecto requiere “una inversión baja (alrededor de 80 millones de pesos) para los grandes beneficios, pues le cambiaría la vida a muchos pescadores artesanales, quienes tendrían un cliente fijo en la pescadería a un precio 30 por ciento más alto del que usualmente lo venden”, destaca Redondo.

Lea también: Se desata polémica por cambios en admisiones de Universidad Nacional

Por su parte, Polo destacó que con esto “se puede impactar tanto con tan poco, porque no es un proyecto que requiera demasiada inversión o tecnología muy avanzada”.

Dependiendo de los resultados, se espera replicar la experiencia en otras regiones del país donde se evidencia la misma problemática.

El mes de agosto se conocerá al ganador del concurso de manera virtual. Por su parte, los ponentes galardonados tendrán puesto de trabajo en Schneider Electric y un viaje a la sucursal en Boston.

Con información de la Agencia de Noticias de la UNAL*

REDACCIÓN EDUCACIÓN  . @EducacionET