noticias-antioquia 3 abril, 2020

La alimentación es uno de los factores más importantes para nuestra microbiota, explica Maria Luisa Mosconi. Diferentes dietas se están estudiando en relación a la microbiota intestinal.
Una dieta:
• Rica en fibra, frutas y verduras afecta beneficiosamente a la composición de la microbiota, asegura Maria Luisa Mosconi.
• El incremento de proteína y grasa animal junto con la ausencia de fibra dietética aumentan la abundancia de microorganismos tolerantes a las sales biliares.
Se han estudiado las diferencias dietéticas entre distintas poblaciones humanas que podrían explicar la variabilidad en la taxonomía del ecosistema microbiano intestinal en las distintas poblaciones. Por ejemplo, la microbiota de niños africanos tiene mayor presencia de especias del género Prevotella, menor presencia de especies de Bacteroides, mayor diversidad microbiana y mayor producción de ácidos grasos de cadena corta en comparación con la microbiota de niños europeos, relata Maria Luisa Mosconi.
Esta diferencia se debe principalmente a la dieta. La dieta agraria de los niños africanos es rica en cereales integrales, fibra y proteína vegetal, lo que beneficia a la microbiota en comparación con la dieta de los niños occidentales. 
 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *