noticias-antioquia 26 marzo, 2020



Pese a las molestias que puedan causar algunas medidas, Colombia habría tenido una buena reacción para enfrentar al coronavirus en lo que a educación se refiere. Así lo recoge un reciente estudio realizado por la Universidad de Los Andes en el que se compara lo hecho en el país con las decisiones tomadas en otras partes del mundo.

El grupo de investigadores, en cabeza de Johnattan García Ruíz y Juliana Kairuz, evaluaron la política pública en materia educativa en 35 países que actualmente están afectados por los efectos de la pandemia.

Por estos días, colegios de países de todo el mundo, incluyendo Colombia, se encuentran cerrados. Esta fue una de las decisiones tomadas por el Gobierno nacional para enfrentar al covid-19. A esto se suman otras iniciativa como la continuación del programa de alimentación escolar y la educación en línea o a distancia.

De acuerdo con el estudio, este tipo de acciones también fueron aplicadas en otras latitudes. Sin embargo, los resultados obtenidos y la forma en que se implementaron fueron muy diferentes. Incluso hay países en los que en estos momentos la atención en materia educativa se ha hecho precaria, pues los gobiernos no han logrado políticas eficientes.

Eso significaría que Colombia va por buen camino, aunque persisten las dificultades, resalta el estudio.

Si bien se resalta que el país haya tomado la decisión de suspender las clases presenciales para pasar a una modalidad virtual, lograr esta educación en línea sigue siendo un desafío.

Colombia lanzó la plataforma “Aprende Digital”, que sirve para que profesore s puedan utilizar material pedagógico para sus clases y para que los estudiantes realizan actividades desde casa. Pese a esto, para muchos menores esta herramienta no está a su alcance por no contar con Internet. Para los docentes también ha sido un problema al no poder hacer un seguimiento detallado del avance de sus alumnos.

En cambio, en países como Estados Unidos y China, que años atrás se vieron afectados por el A(H1N1), obligándose a cerrar escuelas, se ha logrado que por medio de alianzas con el sector privado las plataformas educativas públicas no dependan solo de la capacidad del estado. A esto se suma que, en Norteamérica, se ha garantizado wifi gratuito y herramientas como Zoom (para videollamadas y videoconferencias) han eliminado sus tarifas.

En la región, un caso destacable es el de Bolivia, donde la empresa estatal de telecomunicaciones creó planes de datos a muy bajo costo solo para estudiantes.

Con todo esto, Colombia está por encima de países como Irán, uno de los más afectados por el virus, donde la única política educativa es la transmisión de contenidos pedagógicos en radio y televisión.

Otro punto evaluado por el estudio es el de facilitar el cuidado de los menores en sus casas, ya que ahora no cuentan con los colegios donde pasaban gran parte del día. Este problema es crítico para personal médico, fuerzas militares y otras personas que por su actividad deben salir cada día a trabajar.

De acuerdo con el estudio, “dentro de las medidas anunciadas y decretadas por el Gobierno nacional a 19 de marzo de 2020, no se evidencian medidas especiales para servidores públicos, trabajadores de la salud o fuerza pública, así como tampoco hay mención de un plan dirigido a los trabajadores informales”.

Esto contrasta principalmente con Europa, donde se han dado alternativas, o en la región, de nuevo, con Bolivia, donde la jornada laboral para estos trabajadores se redujo a sólo cinco horas diarias para que puedan prestar atención a sus hijos. En Costa Rica, por su parte, todas las guarderías del estado permanecen abiertas para hijos de madres cabeza de familia.

Finalmente, los investigadores analizaron lo sucedido en cuanto a alimentación escolar, en especial en población vulnerable. En este punto, los expertos señalan que el Gobierno no se refirió al PAE en su paquete de medidas en la cuarentena.

Sin embargo, recientemente el Ministerio de Educación anunció que se expedirá un decreto que obligará a las secretarías de educación del país a continuar entregando la alimentación escolar, como ya sucede en Bogotá. Así las cosas, aunque el estudio no recoja dicha información al ser nueva, Colombia sería de los países que sí han tomado cartas en el asunto.

En algunos países como Francia ni siquiera se ha contemplado suplir la alimentación escolar.

En cambio, en Colombia, así como Corea del Sur o China, se complementará la alimentación escolar con beneficios económicos, como transferencias en el programa Familias en Acción o Colombia Mayor, lo cual ayudaría al sostenimiento de niños y adolescentes en familias vulnerables.

EDUCACIÓN – @EducaciónET

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *