noticias-antioquia 26 febrero, 2020



El ministro del Ambiente del Ecuador, Raúl Ledesma, informó que los resultados de las pruebas de laboratorio tomadas a un vertido de aguas oscuras desfogadas a la playa de San Lorenzo de Salinas (Santa Elena) estarán listos en dos días, hasta este jueves 27 de febrero del 2020.

Las pruebas determinarán si las aguas oscuras y fetidas desfogadas por un ducto cajón directamente a la playa ante los bañistas este lunes 24 de febrero, son solo aguas lluvias como sostiene el Municipio de Salinas, o estaban contaminadas del sistema de aguas servidas.

En una rueda de prensa conjunta con el Prefecto de Santa Elena, José Daniel Villao y el propio alcalde de Salinas, Daniel Cisneros, el Ministro sostuvo que el nivel de contaminación -y si se trató de una falta leve o grave- lo determinarán las muestras que se tomaron tanto el propio lunes como este martes 25 de febrero.

“Las muestras están siendo analizadas en laboratorio, los resultados estarán listos en dos días y los responsables serán sancionados, si cabe el caso”, sostuvo Ledesma en una conferencia de prensa convocada al final de la tarde en Salinas. “Se ha iniciado un proceso administrativo y se ha realizado la correspondiente denuncia a la Fiscalía por si hubiese un delito ambiental, que el Fiscal determinará (de existir los indicios)”.

El alcalde de Salinas, Daniel Cisneros, indicó que el Municipio separó de su cargo a una funcionaria a cargo del departamento de Ambiente del Cabildo. Cisneros insistió en que los sistemas de alcantarillado de aguas lluvias y servidas o cloacales son totalmente independientes y que lo vertido a la playa principal de Salinas fueron aguas lluvias represadas en la segunda calle del balneario, una zona tradicionalmente baja.

Se trató según el Alcalde de una decisión de emergencia prevista en los planes de contingencia municipales ante el taponamiento del sistema de alcantarillado pluvial y el intenso aguacero que coincidió con marea alta y aguaje, e inundó la calle segunda, paralela a la del Malecón. “En un día cayó más del 30% de todo lo que llueve en un año, 80 milímetros (litros de agua por metro cuadrado) cuando en el cantón llueven 250 al año”, agregó Cisneros.

De coincidir otra lluvia fuerte con la marea alta que dificulta el desfogue normal del agua lluvia hacia dos estaciones de bombeo en el mar, el Alcalde se comprometió a convocar al Comité de Operaciones de Emergencias (Coe) Cantonal para evaluar otros mecanismos de acción.

“El Alcalde está de acuerdo y comprometido en que esto no puede volver a ocurrir”, dijo Ledesma y lo llamó a trabajar juntos en busca de mejores alternativas de evacuación de aguas lluvias ante inundaciones en esa zona. “Tenemos que empezar a corregir lo que no se ha hecho en más de 10 años”.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *