noticias-antioquia 21 enero, 2020



Alfredo Olmedo, director Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud, confirmó que en Ecuador no existen casos de coronavirus. Se trata de una nueva cepa descubierta por primera vez en la ciudad de Wuhan, en China. Su aparecimiento generó alarma en Asia, debido a que está relacionada con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés).

Hasta hoy, lunes 20 de enero del 2020, se han registrado tres fallecimientos producto de este mal respiratorio en Asia. Sin embargo, el Ministerio ecuatoriano mantiene su atención ante el avance de esta nueva cepa, que no debe ser confundida con una gripe o influenza.

Los expertos le han llamado 2019 N-COV y hay 27 casos confirmados en Asia, explica Olmedo. Se han desarrollado otros virus como el llamado SARS, relacionado con las muertes anteriormente indicadas en el 2002, en Asia. O el MERS, que se transmitió de camellos a personas en países de Medio Oriente.

De esta nueva cepa -afirma- “se están haciendo estudios para ver su letalidad y la forma de transmisión”, señala Olmedo.

En caso de duda, el Ministerio sigue un protocolo de vigilancia epidemiológica. Consiste en notificar casos sospechosos, detectar, tomar muestras y pasarlas al laboratorio. Esta última es un hisopado nasal, en donde se recoge una muestra y se analiza para ver si es o no el virus.

Los síntomas no son similares a los de una gripe común, influenza o neumonía. Para reconocerla, la personas debe tener una dificultad para respirar, por lo que debe ser hospitalizada y recibir oxígeno.

Debido a la temporada fría, que se registró en varias localidades del país, el número de enfermedades respiratorias como la neumonía común llegó a los 3 100 casos, en la primera semana de enero. Sin embargo, empezó un descenso en la segunda y alcanzó los 2 000 diagnósticos. Desde noviembre hasta febrero se registra un repunte por las condiciones climáticas.

También hay casos de influenza, que ha llegado a más de 200, entre noviembre del 2019 y enero del 2020.

Además, la Cartera ha socializado los protocolos necesarios para que personal del sistema de salud conozca cómo actuar ante estas situaciones. Y, se mantiene la vigilancia en puertos, terminales y aeropuertos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejó no restringir los viajes desde y hacia países asiáticos; no realizar tamizajes y no limitar el comercio entre naciones.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *