noticias-antioquia 18 enero, 2020



17 de enero de 2020 18:31

valore

Descrición

Indignado

0

Triste

0

Indiferente

0

Sorprendido

0

Contento

0

El incendio forestal del cerro Casitagua dejó afectaciones a la flora y fauna nativa de la zona. Este evento, que se inició el martes 14 de enero de 2020 y finalmente fue controlado la mañana de hoy, 17 de enero, afectó principalmente a las especies de plantas del lugar.

Verónica Abad, directora provincial de Pichincha del Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE), explica que no se encontraron animales muertos tras el incendio. Los guardaparques hallaron nidos de colibríes gigantes quemados y madrigueras afectadas, pero todos estaban vacíos.

Por eso suponen que los animales huyeron una vez que empezaron a sentir las llamas. El Cuerpo de Bomberos Quito tampoco encontró animales afectados o muertos. Abad dice que especies como conejos, aves y lagartijas están retornando poco a poco a la zona. Esto no ocurrió con los insectos, ya que los guardaparques hallaron caracoles y ciempiés muertos durante las labores de combate al fuego.

Se presume que los animales que habitan en el cerro huyeron al sentir las primeras llamas. No se han encontrado cuerpos calcinados. Foto: cortesía Dirección Provincial de Pichincha del Ministerio del Ambiente.

En la primera evaluación técnica que se está llevando a cabo en el lugar se identificó que las especies nativas de flora han sido las más afectadas. Abad dice que hay daños a los rosales exóticos que son característicos de este lugar. También hay afectaciones a pinos, acacias, cipreses y eucaliptos.

En áreas más altas están otras especies como el quishuar y el arrayán. La Directora Provincial del MAE dice que están trabajando en la creación de un plan para la remediación de esta zona. El objetivo es recuperar la biodiversidad perdida con la siembra de estas mismas especies.

Para poner en práctica el plan es necesario tener los resultados definitivos de la evaluación. Por el momento, no se conoce a qué profundidad del suelo hay afectaciones.

El incendio forestal en el cerro Casitagua se inició el martes 14 de enero del 2020 y fue controlado este viernes 17 de enero. Foto: cortesía Dirección Provincial de Pichincha del Ministerio del Ambiente.

Abad explica que la flora que se consumió es típica de este bosque seco y necesita un tratamiento especial. Este es un ecosistema considerado frágil, por lo que su recuperación normalmente es lenta y la remediación debe ser con las mismas especies que se perdieron. El incendio causó la afectación de alrededor de 288 hectáreas del cerro Casitagua.

Descrición

¿Te sirvió esta noticia?:

Si (0)

No (0)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *