noticias-antioquia 12 octubre, 2019



De un total de 1.011 empleados, Sanofi Pasteur -la división de vacunas de la farmacéutica Sanofi- tiene 578 mujeres y 290 de ellas están en la fuerza de ventas. Además, hay empleados de cuatro generaciones distintas, es decir de todas las edades.

Pero esa estrategia de inclusión al momento de contratar el personal -sin ningún sesgo de edad, género, religión, entre otras-, es solo una de las prácticas que llevaron a la compañía a obtener el sello de oro en equidad laboral ‘Equipares’, que es avalado por el Ministerio del Trabajo y tiene apoyo técnico del Pnud (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo).

Según expresa Sandra Aramburo, gerente general para Colombia y Perú de Sanofi Pasteur, fueron 8 dimensiones exigidas por Equipares las que cumplieron a cabalidad y los llevaron a ubicarse en el primer lugar. “Somos la primera farmacéutica en lograrlo y la sexta compañía en Colombia en obtener el sello, después de empresas como Telefónica, Cementos Argos, Emgesa, Codensa y Caja de compensación de Huila”.

La selección de personal basada en el conocimiento técnico y las habilidades blandas del aspirante, sin tener en cuenta condiciones que pueden resultar discriminatorias; las decisiones internas de Sanofi, de darle oportunidad a todo el que tenga interés en avanzar profesional y laboralmente son otras de las prácticas que aplican y que valoraron los auditores de Equipares.

En la compañía también hay una amplia oferta, con más de 3 mil procesos de capacitación para el empleado que quiera elegirlos y crecer dentro de la compañía. Esto hace que la relación laboral sea un gana gana, por lo cual, según agrega Aramburo, “el tema está ligado a la estrategia del negocio. Tener buenas prácticas en recursos humanos hace que la empresa asegure una sostenibilidad”.

Salario equilibrado

En el tablero de variables que hacen que el trabajador encuentre a esta compañía atractiva para pertenecer a ella, está también el salario.

“Los rangos salariales establecidos aseguran que hombres y mujeres cuenten con salarios equitativos de acuerdo con sus niveles de gestión”, agregaron las voceras de Sanofi Pasteur.

Más allá de la certificación lograda, la cual estuvo en proceso desde el 2015, el propósito es que el esquema de equidad laboral permanezca. Inclusive, la meta global de Sanofi en todas sus divisiones de negocio es que, para el 2025 se pueda tener un balance de género cercano al 50 / 50.

No obstante, para Aramburo, no se trata solo de cumplir cuotas, sino de abrir las compuertas para el empoderamiento de las mujeres, sin que esto excluya a los hombres. “Es abonar el terreno para que las mujeres vayan avanzando, lo que, en ocasiones, a veces por temas culturales, no se da”.

Armburo recordó las cifras, según las cuales, “en un proceso de reclutamiento, si la mujer cumple con el 92 % de los requisitos, se presenta. En el caso del hombre, con solo cumplir el 65 %, ellos se lanzan. Además él viene dispuesto a convencer que es el candidato ideal, mientras la mujer, si cumple el 92 %, enfatiza en el 8 % que le falta”.
Entre otras prácticas de Sanofi P. para obtener la certificación Equipares, está la facilitación de un equilibrio entre la vida laboral, personal y familiar del empleado; la prevención del acoso, y el uso de un lenguaje no sexista, sino incluyente.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *