noticias-antioquia 10 octubre, 2019



La ministra de Gobierno, María Paula Romo, empezó una rueda de prensa disculpándose porque “bombas lacrimógenas han caído cerca de dos universidades y del Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Esto no se va a volver a repetir, lo he dicho con toda firmeza. Me disculpo y lo he dicho al Rector de la Católica y lo haré con el de la Salesiana. Son lugares en donde los indígenas se están hospedando y tienen que mantenerse como lugares seguros y así va a ser. No tienen justificación y no se repetirá”.

Un video filmado la noche de este miércoles 9 de octubre muestra cómo decenas de agentes motorizados de la Policía Nacional avanzan por la avenida 12 de Octubre. Distintos clips que captaron usuarios de redes sociales muestran gases lacrimógenos, tanto desde el campus de la Católica como de la Salesiana.

Desde la noche del lunes 7 de octubre de 2019, instalaciones del complejo de universidades ubicado en las inmediaciones de las avenidas 12 de Octubre e Isabel La Católica se convirtieron en una zona de protección humanitaria para brindar refugio a niños (incluidos bebés), mujeres y adultos mayores que arribaron a Quito con la movilización indígena que rechaza el decreto 883, que eliminó los subsidios a los combustibles en Ecuador. 

La noche de este miércoles 9, la ministra Romo se pronunció en rueda de prensa por el despliegue policial. “De ninguna manera esto se va a volver a repetir. Han estado, aparentemente, detrás de un grupo de manifestantes. Esto, de ninguna manera es admisible”. “Me disculpo”, aseveró la Ministra. “Se lo he dicho al rector de la Universidad Católica, también se lo diré personalmente al rector de la Salesiana. Esto no puede suceder. Tanto el Ágora de la Casa de la Cultura como las universidades (…) tienen que mantenerse como lugares seguros y así va a ser. Los incidentes de hoy no tienen ninguna justificación”, sentenció.

#ATENCIÓN | “Me disculpo porque hace unos momentos bombas lacrimógenas han caído cerca de dos universidades y del Ágora de la Casa de la Cultura… De ninguna manera esto se va a volver a repetir”, asegura ministra María Paula Romo

Vía: @dpallerismo
09-10-2019 pic.twitter.com/BZeu30wz9R

— El Comercio (@elcomerciocom) October 10, 2019

Otro video muestra, desde una ventana de la Salesiana, el humo que recorre los patios del campus, mientras que decenas de personas evacúan el lugar.

“Este es un centro de acogida humanitaria que ha sido violentado; es el derecho que tenemos como universidad a brindar este servicio salesiano. En el patio central hay gran conmoción, los indígenas han tenido una dura jornada y estaban ingresando. Denunciamos este hecho”, se oye en la transmisión de un estudiante a través de Facebook. 

Otra estudiante, en un segundo video, señala con indignación que hay un fuerte olor a gas, que no deja respirar. “Esta bomba nos ha hecho correr, nos han repartido mascarillas para tratar de protegernos”.

Jorge Palacios se ofreció como voluntario para dar apoyo en el centro de acopio del lugar. Relata que, en el sector, la Policía lanzó tres bombas lacrimógenas, dos en la Universidad Católica y otra en la iglesia de El Girón. Hombres, mujeres y niños, tuvieron que desalojar el lugar. 

Micael Martínez, también voluntario, cuenta que tuvieron que movilizarse hasta la avenida 12 de Octubre e Isabel La Católica. “Estaban dispuestos a avanzar. Venían en una caravana impresionante desde la Asamblea”, asegura. En ese trayecto, dos bombas lacrimógenas ingresaron a los exteriores de la iglesia de El Girón. Martínez ingresó para arrojar una de las bombas del lugar. Salió afectado por el gas. Los voluntarios aseguran que los efectivos de la Policía retrocedieron por la reacción de la guardia comunitaria de las organizaciones indígenas. 

Este Diario conversó con Fernando Ponce, rector de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, quien confirmó que se comunicó con la Ministra de Gobierno. “Actuó correctamente, tiene buena voluntad de controlar excesos policiales, entiendo que la gente está nerviosa. Les pedimos a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional que respeten estas zonas de paz y de acogida humanitaria. Sé que el Gobierno no lo va a provocar, pero a veces hay excesos. Confío en los ministros. Esperamos que se mantengan los diálogos, hoy tuvimos una reunión que nos dejó esperanzados, es un paso a paso, esperamos congregar todas la voces de la sociedad civil”.

El rector Ponce se refiere a la propuesta que hizo la PUCE junto con la Universidad Central, Politécnica Salesina y la Escuela Politécnica Nacional. Sus rectores, a través de una carta pública, le dijeron al Gobierno, movimientos indígenas y sindicales, que están dispuestos a mediar, para que haya diálogo, posibilidad de escucharse y de llegar a unos acuerdos, que permitan que el país vuelva a la normalidad. Desde el jueves pasado hay movilización en el país. Primero un paro de transportistas, tras el anuncio de medidas económicas, de parte de Lenín Moreno. Y luego una convocatoria a paro nacional, desde indígenas y trabajadores.

El rector de la PUCE comentó que anoche recibieron a 800 indígenas, mujeres, niños y hombres. Y esta noche acogieron a muchos más. “Los estudiantes están muy bien organizados, no solo de la Católica, de otras universidades, para brindar comida y atención. Lo que pasó hoy es que un grupo de motociclistas, unos dicen 10, otros 40, dos policías en cada moto, hicieron una embestida por la 12 de Octubre. Buscaban despejar la vía y empezar a lanzar bombas (lacrimógenas). El humo entró a esta universidad y al subir por la Mena Caamaño incluso una o dos bombas cayeron en la Católica, justo en la puerta por donde ingresan los indígenas”.

El vicerrector de la Politécnica Salesiana, José Juncosa, contó que en las instalaciones de ese centro hay entre 2 500 y 3 000 indígenas, familias completas, niños, mujeres, padres. “Ahorita las cosas están calmadas, nos hemos comunicado y creo que ya están alertas en el Gobierno y en la Fuerza Pública de que estamos en condiciones vulnerables, el pedido es dialogar. Sentarse a conversar. Es complicado cuando en un espacio de acogida hay inseguridad. Ahora nuestros huéspedes están bien, no hubo consecuencias graves, siempre hay temor, estrés de que algo más pueda pasar, pero está todo controlado, estamos contribuyendo con los dirigentes comunitarios a calmar los ánimos y pidiéndoles que descansen”.

A través de su cuenta de Twitter, la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt), aseguró que “rechaza los actos de violencia ocurridos esta noche (…) Hacemos un llamado a la calma y a respetar los espacios universitarios, que son inviolables, y han abierto sus puertas para acoger a las comunidades indígenas. Apoyamos la labor humanitaria que cumplen nuestros jóvenes e insistimos en fortalecer el diálogo y erradicar la violencia”. 

La Defensoría del Pueblo se pronunció sobre el hecho a través de su cuenta de Twitter. “Exigimos que se respete la seguridad e integridad de las personas que se encuentran en las zonas de apoyo humanitario, especialmente las universidades”, subraya el texto.



Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *