noticias-antioquia 11 septiembre, 2019



Desde el lunes 9 de septiembre del 2019 se abrió una nueva opción para inscribir o pedir el traslado de niños y adolescentes a planteles públicos de Sierra y Amazonía. Según el Ministerio de Educación hasta el martes 10, atendieron 10 480 casos; 4 511 de esas solicitudes fueron para chicos que buscaban ingresar por primera vez al sistema.

En Quito, el lunes hubo quejas de padres de familia por las largas colas que tuvieron que hacer en distritos educativos como La Delicia y 24 de Mayo. Las clases empezaron el 3 de septiembre y el proceso para obtener cupos en planteles se desarrolló meses atrás, pero esta es otra opción, para quienes no hicieron antes el trámite o debieron cambiar de domicilio. Se atenderá de lunes a viernes, desde las 08:00 hasta las 17:00.

Ayer martes, esas largas filas de padres disminuyeron en Ambato. Pero este Diario supo que las dificultades persisten en las distintas sedes distritales de educación de los cantones de la provincia de Tungurahua. Algunos representantes esperaban que sus hijos puedan ser reubicados a escuelas cercanas a su domicilio.

Desde el Ministerio se indicó que el proceso de nuevas inscripciones como el traslado se realiza de forma inmediata, conforme la disponibilidad de plazas en las instituciones.

En los exteriores de la Unidad Educativa Bolívar de Ambato, ayer hubo padres de familia que buscaban ser atendidos. “No sabemos cómo se asigna los cupos a los niños. Vivo en Atocha pero le mandan a estudiar en Izamba a mi hijo”, contó Clara Andrade.

La mujer, de 35 años, llevaba una carpeta con los pagos de los servicios de agua potable, que validan su lugar de residencia, ya que se ubica a los chicos según la zona de domicilio.

Cristian Díaz, analista de Regulación Educativa de la Coordinación 3 de Educación, indicó que se están resolviendo los diferentes casos de acuerdo a la disponibilidad de cupos en las instituciones educativas cercanas a sus viviendas. El funcionario indicó que se abrió una segunda fase para realizar estos trámites de traslados.

“La asignación se realiza de acuerdo a la disponibilidad de cupos y de no existir en la institución cercana, buscada por el padre, se le asigna otra”, aseguró Díaz. Pero se garantizó que los niños tendrán acceso a la educación.

Según el funcionario ha existido cierta confusión entre los padres de familia cuando se mencionó que se atendería por el último dígito de la cédula del padre de familia.

“Si una institución tiene disponibilidad de cupos el sistema los puede realizar (el traslado), nosotros como Ministerio de Educación garantizamos que todos los estudiantes accederán a la educación”, dijo al tiempo de explicar que tendrán prioridad casos de vulnerabilidad.

En las redes sociales de la Cartera, algunos padres de familia se quejaban. Estaban preocupados porque a más de una semana del ingreso a clases aún sus hijos no tenían un plantel asignado. Otros comentaban que pidieron cambio de jornada, para que hermanos puedan asistir juntos.

Un padre escribió que a chicos de Lago Agrio que viven en el norte los colocaron en establecimientos del sur. Desde el Ministerio les respondían que deben acercarse a los distritos para presentar sus reclamos y buscar soluciones.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *