noticias-antioquia 15 agosto, 2019



En agosto, Pedernales celebra el Mes del Turismo y el Recate Ancestral. Este cantón, ubicado al norte de Manabí, ofrece a los turistas siete festivales gastronómicos y culturales.

Se tiene previsto realizar festivales gastronómicos durante los tres últimos fines de semana de agosto. El 17 de agosto del 2019, desde las 10:00 se realizará el Festival de la Langosta y el Langostino, en la comunidad La Chorrera, en el kilómetro 2 de la vía Pedernales – Jama.

El 24 de agosto se desarrollará el Festival de la Corvina y el Robalo, que es uno de los primeros que se realizó en el cantón desde hace ocho años. Este festival es diferente a los otros seis. En esta ocasión, los concursantes deben conformar equipos y en embarcaciones adentrarse al mar para pescar a la corvina y el robalo más grandes.

Cada año asisten delegaciones de otros países como Argentina y Colombia para participar en este concurso de pesca deportiva. Además, los turistas que asistan a este festival podrán degustar los platos típicos y también las fusiones de platos esmeraldeños con manabitas.

Para este evento se espera que lleguen unas 10 000 personas. Para ese fin de semana, ya se han reservado el 90% de las habitaciones en Cojimíes.

El último festival se realizará en la comunidad Coaque, ubicada en el kilómetro 10,5 de la vía Pedernales – Jama. En este festival el producto principal serán las jaibas y ostiones.

Pedernales ofrece a los turistas siete festivales gastronómicos que destaca sus mejores platillos. Foto: Diana Delgado para EL COMERCIO

Patricio Schettini, director de Turismo del Municipio de Pedernales, señaló que durante septiembre también desarrollarán cuatro festivales gastronómicos en los recintos de las parroquias rurales. En estas actividades se realizarán platos basados en el maíz, el plátano, el chancho, la gallina criolla y la concha.

En los dos primeros fines de semana de agosto ya se han realizado tres festivales. Uno de esos fue el Gran Festival del Malecón, en el que 18 restaurantes de la zona hotelera participaron con recetas basadas en mariscos como la langosta, el camarón y el pescado.

Los chefs se esmeraron en la decoración de los platos. Incluso, escribieron con frutas y verduras el nombre del cantón o del restaurante que representaban. Los turistas fueron los jurados de este evento.

La turista ambateña María Salgado fue parte del jurado. Ella señaló que le llamó la atención que los platos tuvieran un sabor característico de Manabí. “Todos los platos estaban muy bien preparados y tenían ingredientes típicos manabitas como el maní”.

Esta actividad se realizó el 9 de agosto y fue parte de las actividades que se conmemoraron por el feriado del Primer Grito de la Independencia. El plato ganador fue el ensumacao del Restaurante El Piquero, que destacó por utilizar mariscos como la langosta.

El alcalde Oscar Arcentales señaló que los siete festivales se realizan en la zona rural para reactivar los negocios turísticos y productivos, que mueven la economía de las parroquias.

El 10 de agosto se desarrolló el Festival del Queso, el Suero y la Quajada en la parroquia rural Atahualpa. Los productores de la zona elaboraron un queso gigante, de 2 500 libras. Para elaborarlo, se utilizaron 4 000 litros de leche.

Mientras el queso se preparaba, los ganaderos de la zona participaron con 10 ejemplares en el concurso de la Vaca Lechera.

Benito Marín, presidente de la Asociación de Ganaderos de Atahualpa, señaló que el festival es una tradición debido a que al menos unas 900 personas se dedican a la actividad ganadera, de forma directa o indirecta. “Es una forma de enseñar al turista de dónde salen los alimentos que ellos se sirven ya en la mesa”.

En el concurso la hacienda La Concepción, de Marcos Zambrano, obtuvo el primer lugar. De su vaca se obtuvieron 17,3 litros de leche. EL segundo puesto fue para la hacienda Las Raíces con 16,3 litros y en tercer lugar para la hacienda La Mandria, que recolectó la cantidad de 15 litros.

Marín señaló que el festival también busca que el queso sea considerado como uno de los patrimonios gastronómicos de Manabí a través del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural.

Sandro Bravo, presidente de Atahualpa, señaló que además del concurso también hubo presentaciones musicales, danza, amorfinos y la venta de platillos preparados con los derivados de la leche como el queso, la cuajada y suero blanco. Además, se realizó la subasta de ganado con ejemplares de diferentes razas, para cría, sementales y productores de leche.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *