noticias-antioquia 13 agosto, 2019



A través del hashtag #salvemosafidel, la foto de un perro french poodle y su historia se empezaron a difundir este martes 13 de agosto de 2019 en redes sociales. Según los usuarios, con esto se busca evitar la eutanasia del animal, la cual se habría dispuesto en el 2016 al considerarlo como un “perro peligroso”. El Municipio aclaró que el can no será sacrificado.

Cynthia Viteri, alcaldesa de Guayaquil, fue una de las personas que compartió el caso de Fidel. En sus cuentas de Twitter y Facebook pidió al alcalde de Quito Jorge Yunda “impedir esta crueldad”.

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) respondió con otra publicación en la que afirman que no se aplicarán medidas que atenten contra la vida de los animales. “La resolución fue tomada en el 2016, esta AMC, como establece el procedimiento, realizará una inspección y revisará el cumplimiento de las recomendaciones pero de ninguna manera se ejecutarán medidas que atenten contra la vida de los animalitos”, dijo la AMC en su respuesta a la publicación de Viteri.

La resolución fue tomada en el 2016, esta AMC, como establece el procedimiento, realizará una inspección y revisará el cumplimiento de las recomendaciones pero de ninguna manera se ejecutarán medidas que atenten contra la vida de los animalitos.

— AMC Quito (@amcquito) August 13, 2019

Andrés Fierro, asesor de Yunda en temas de fauna urbana, indicó a EL COMERCIO que, según el informe de ese momento, el animal habría mordido a una persona. Tras la denuncia, el perro fue evaluado, pero no pasó las pruebas de comportamiento.

La AMC, Urbanimal y Fierro, como delegado del Municipio, acudirán mañana (14 de agosto del 2019) a realizar una inspección del caso para evidenciar si se cumplió con los procesos de socialización dispuestos en el 2016.

Además, se llevarán a cabo dos evaluaciones del carácter del animal. La primera se realizará en un centro canino y la segunda estará a cargo de un médico veterinario especialista en etología. Fierro aclara que no se aplicará la eutanasia, pero se deberán tomar las precauciones necesarias como la colocación de un bozal cuando salga al espacio público.

Según el artículo 45 de la Ordenanza Municipal 048, se considera a un perro peligroso cuando: “Hubiese atacado a una o varias personas causando un daño físico grave. Hubiese sido utilizado en actividades delictivas, entrenado o usado para peleas, causado agresiones a una o varias personas sin haber causado un daño físico grave o hubiese causado daño grave a otros animales, siempre y cuando, no pasen la prueba de comportamiento ordenada por la autoridad competente.”

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *