noticias-antioquia 13 agosto, 2019



Los abogados de la exestrella de la televisión estadounidense Bill Cosby pidieron el lunes 12 de agosto del 2019 a una corte de Pensilvania que se anule su condena a un mínimo de tres años de prisión, impuesta en un juicio emblema del movimiento #MeToo.

Bill Cosby, de 82 años, otrora considerado como la encarnación del padre ideal, fue declarado culpable en abril de 2018 por un juez del estado de Pensilvania (noreste) por haber drogado y agredido sexualmente a Andrea Constand hace 15 años.

Este proceso se anuló ya que el jurado no alcanzó un acuerdo unánime sobre el veredicto.

Figura de la emancipación de los afroestadounidenses, el actor fue declarado culpable y condenado a entre tres y diez años de prisión en un segundo proceso en el que cinco mujeres, además de Constand, afirmaron haber sido víctimas de abuso por parte de Bill Cosby.

Los abogados del actor, que no estuvo en la audiencia, declararon delante de tres jueces de apelación en Harrisburg, confirmó Andrew Wyatt, portavoz del intérprete.

Los letrados de Bill Cosby, básicamente, argumentaron que el juez no debió autorizar los testimonios de estas cinco mujeres al considerar que sus casos no eran suficientemente comparables a los de Constand, escribió el Philadelphia Inquirer.

Los abogados también dijeron que un fiscal del condado de Montgomery decidió no acusar en 2005 al actor por falta de pruebas, una decisión que, según ellos, debería haber frenado cualquier investigación posterior.

Los magistrados cuestionaron en varias ocasiones los argumentos de los defensores del actor, informaron los medios.

Durante el lunes los jueces no comunicaron ninguna decisión al respecto y tampoco informaron de cuándo la tendrán.

“Cosby espera que la corte de apelación de Pensilvania reconozcaque no se benefició de un proceso justo e imparcial”, declaró en un comunicado Wyatt.

“Cosby únicamente pide tener el mismo acceso a la justicia que cualquier miembro de la sociedad, cualquiera que sea su color de piel, su riqueza o su notoriedad”, añadió.

La condena del actor se consideró como una gran victoria para el #MeToo, a pesar de que su inculpación se produjo en 2015, dos años antes de que comenzara el movimiento de denuncia de abusos sexuales a partir de las ascusaciones contra el poderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *